Necesidades y oportunidades para incorporar la infraestructura natural en el manejo de Agua en América Latina - Fondos de Agua

América Latina es una región rica en agua; sin embargo, su seguridad hídrica está siendo desafiada. Esto se debe al aumento del estrés y los efectos del cambio climático. La infraestructura natural puede ayudar a mitigar algunos de estos riesgos hídricos de manera rentable. Sin embargo, los marcos normativos y las políticas públicas no están generando los incentivos adecuados para hacerlo.

Así inicia el artículo de Hugo Contreras que recientemente fue publicado por la revista Network Industries Quarterly NIQ vol. 19 en su cuarto número titulado “Política Pública y Marco Regulatorio del Agua: Algunos ejemplos de las Américas”.

La mayoría de los escenarios indican que los riesgos hídricos aumentarán en los próximos años para América Latina. Por un lado, existe una creciente demanda de agua debido al aumento poblacional, a la actividad económica y a la generación de energía. Por otro lado, el cambio climático está afectando los patrones de lluvia. Estos cambios climáticos muestran que se están produciendo sequías e inundaciones más a menudo.

No obstante, las soluciones de infraestructura tradicional que se contemplan tradicionalmente para enfrentar estos retos tales como presas, acueductos y plantas de tratamiento, requieren inversiones que exceden la capacidad financiera de la Región.

No obstante, si incluimos a la naturaleza como parte de
la solución, podemos obtener una solución rentable que complementa el enfoque tradicional.

Para poder hacerlo, el marco regulatorio y los marcos institucionales deben adaptarse para permitir la inclusión de soluciones basadas en la naturaleza.

En el artículo se describen los desafíos y oportunidades presentes en los marcos regulatorios de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Mexico, para beneficiarse plenamente de estas soluciones alternativas como complementos de la infraestructura gris tradicional.

Ver Publicación